La madurez de la inteligencia artificial, la gran apuesta de las grandes firmas y el decisivo valor que aporta a los clientes son algunos de los factores que harán que esta nueva vía de pago ‘hands-free’ sea masiva en pocos años.

Pagar tan solo con decirlo en voz alta frente a un dispositivo es una realidad cada vez más cercana. “Quiero comprar este producto, Siri”, será una frase común de aquí a 2022 cuando, según estimaciones de Business InsiderIntelligence, se cuadruplicará la adopción del pago por voz entre los usuarios en EEUU.

Ya sea a través de Siri o Alexa, de otros asistentes virtuales creados por los propios bancos, –como MIA de Garanti–, o de plataformas de e-commerce, cada vez existen más sistemas que incluyen tecnologías de reconocimiento de voz para realizar pagos. Estos sistemas identifican los patrones de la voz del usuario para verificar su identidad y, gracias a los algoritmos de inteligencia artificial, son capaces de entender el habla normal de la persona y mantener conversaciones cada vez más naturales con ellos.

Según la encuesta realizada por BI Intelligence, se estima que el 8% de adultos estadounidenses ha utilizado alguna forma de pago por voz. Este porcentaje incluye el uso del pago por voz en plataformas de ‘e-commerce’ (como compras en Amazon utilizando el sistema de reconocimiento de voz), pagos P2P iniciados por comandos de voz y pagos de facturas por voz. De los tres, los pagos por voz en plataformas de ‘e-commerce’ son las más comunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *